Martes 19 de Septiembre, 17:43 hs
EJEMPLO DIGNO DE IMITAR

Dejó de comprar pirotecnia para las fiestas y usa ese dinero para ayudar a gente en situación de calle en nuestra ciudad

Cristian Sánchez decidió cambiar algo en su vida, dejar de ser uno más del montón, marcar la diferencia. Se dio cuenta que cada fin de año gastaba una gran cantidad de dinero en la compra de pirotecnia, algo que no lo llenaba, ni le generaba satisfacción alguna. Ahora recorre las calles de la ciudad acercando comida a los que más lo necesitan. Su iniciativa fue contagiándose, hoy lo acompañan familiares y amigos.

Recorriendo las calles de la ciudad pudo ver que había algo más, que podía decidir actuar de manera distinta y cambiar realidades, convertirlas en esperanza.

 

Desde hace dos años dejó de comprar pirotecnia y destina ese dinero a la compra de alimentos, que reparte en la zona céntrica entre las personas que viven en situación de calle. En diálogo con Radio La Voz, Cristian relata cómo tomó esta decisión, que le cambió la vida a él y a las personas a las que ayuda.

 

 

"Hace dos años me puse un propósito a mí mismo, de no usar más pirotecnia. Me dije que por esa plata que gastaba en cohetes, que eran aproximadamente entre 500 y 800 pesos, lo podía destinar a otra causa. Este año, que es el segundo que lo hago, compré milanesas y pan, preparé sándwiches y los repartí el sábado, un día antes de la fiesta, los lugares donde hay gente en situación de calle, los canillitas, los chicos quecuidan autos. Así se fue prendiendo gente, mi familia me acompaña siempre y mis amigos”.

 


Segundo año que esta idea prendió en Sánchez y que fue contagiando a otros, esos que como él saben que con un gesto es suficiente, que se puede aportar desde lo más pequeño, para que alguna vez se convierta en algo mayor.

 

"Como siempre digo, esto no es político, no tiene esa idea, es algo mío, que me nació de ver la necesidad de la gente en la calle. Hicimos además ollas populares durante la inundación, es decir, que este grupo que hoy conformamos busca el bien del otro. No buscamos réditos propios”.

 

 


"Es para hacer un bien al prójimo, a los animales. Es ver que podes sacar una sonrisa a tantos chicos que viven en la calle, que trabajan día y noche. A esos les llevamos una pequeña luz de esperanza, de que el mundo se puede cambiar con poco. La gente se acercó, allegados míos, no pedimos plata, compramos las cosas, preparamos la comida y lo llevamos juntos a repartirlo”.

 

 

Quienes quieran sumarse a esta iniciativa, lo pueden hacer buscando en el Facebook la página de Cristian Sánchez y colaborar con él, para que en poco tiempo sean otros muchos los que dejen la compra de pirotecnia de lado y ayuden a quienes más lo necesitan.

 


 
36
9
Comentarios