Domingo 20 de Agosto, 08:39 hs
CONTROVERSIA

Marruecos prohibió la producción y la venta del burka

El gobierno, por cuestiones de seguridad, prohibió la venta, producción e importación del velo integral islámico.


El gobierno de Marruecos prohibió, por cuestiones de seguridad, la venta, producción e importación del velo integral islámico (burka), una medida que criticaron sectores religiosos, sobre todo de los conservadores.

 

La circular con la orden del Ministerio del Interior llegó en cuentagotas a los mercados de los barrios, sin comunicación oficial, sólo con un folleto entregado a los agentes de seguridad desde esta tarde: lo indispensable para no causar ansia en los suk (mercados tradicionales) y barrios industriales, comercios y grandes tiendas. 


"Fue prohibido producir y vender el burka. Están invitados a deshacerse de los stock en las próximas 48 horas. Quien no lo cumple, serán secuestradas las mercaderías y cerrado el negocio", se lee en la circular.


La burka que se vende en este país islámico a un precio de 50 a 60 dirham (unos 85 a 100 pesos), es una versión modificada respecto a la pieza afgana.


No se trata de la túnica larga con el reticulado a la altura de los ojos, que cubre completamente el cuerpo de las mujeres, sino un cubrecabeza, un velo más grande del niqab que usan las musulmanas más conservantes, con un tajo por el que asoma la mirada.


Aunque es una prenda que las mujeres están obligadas a llevar si viven en un contexto integrista y conservador, en Marruecos la mayoría de las musulmanas usan en cambio la simple hijabel pañuelo que deja todo el rostro descubierto.


El Ministerio del Interior prefirió no dar explicaciones por la prohibición del la burka, una noticia que circuló velozmente en la web. 


El sitio de información '360.ma', particularmente cercano al Palacio real marroquí, afirmó haber tenido una confirmación oficiosa de la orden.

 

La disposición dejó helados a los comerciantes, que intentan encontrar la razón motivada en la seguridad.


"Delincuentes han utilizado varias veces este vestido para cometer sus crímenes", dice la circular reproducida en la prensa. 


La medida afecta sólo a productores y revendedores, pues por el momento no se prohibió usar el burka, y las reacciones no se hicieron esperar, sobre todo entre los conservadores.


Hassan Kattani, predicador considerado el inspirador de los atentados terroristas en Casablanca de 2003, jugó con la distinción entre burka y niqab.  


"¿Marruecos quiere tal vez vetar también el niqab que nuestras mujeres llevan hace cinco siglos¡Sería una catástrofe! Como sea, esta prohibición del burka crea profundas divisiones en la sociedad", afirmó.


Hammam Kabbadj, autoridad indiscutida en las escuelas coránicas más intransigentes y uno de los partidarios de las bodas con niñas de nueve años, ironizó en Facebook sobre el malentendido sentido de la libertad en el país: "se prohíbe el burka pero se considera un derecho irrenunciable llevar bikini en las playas", escribió.


Para Abdellah Hamzaoui, militante salafista, "la decisión es desconsiderada: nunca se vio prohibir la venta de las minifaldasinvención occidental, a diferencia del niqab que hace parte de nuestra cultura", cuestionó.


Desde siempre dividido entre la modernidad y la tradición, este país africano combate el integralismovigila de cerca las mezquitas y controla a los predicadores más extremistas.


A diferencia de Francia, Bélgica y otros Países Bajos, en Marruecos ninguna ley impide usar el velo integral en los sitios públicos.

¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?
Comentarios