Domingo 15 de Julio, 20:10 hs
PARTIDO DE LOS TRABAJADORES

"La prisión de Lula es evidentemente política"

La secretaria de relaciones internacionales del Partido de los Trabajadores, Mónica Valente, confirmó que “la gente quedó indignada” e instigó a los seguidores de Lula a “protestar”.

La secretaria de relaciones internacionales del Partido de los Trabajadores, Mónica Valente, confirmó que “la gente quedó indignada” e instigó a los seguidores de Lula a “protestar”. “El juez que concedió el habeas corpus tenía la garantía constitucional de que se podía hacer eso. La prisión de Lula es evidentemente política. Había una decisión valida constitucionalmente que debía ser cumplida”, indicó Valente, durante una entrevista radial con Gustavo Sylvestre. 

 

“Las maniobras que hicieron fueron para impedir que se cumpliera una decisión constitucional procesal, normal y adecuada de libertad a Lula. Ayer quedó más claro que es una persecución política. La gente se quedó indignada. Los instamos a protestar. Vamos a intensificar la movilización. El pueblo está de guardia esperando que Lula salga. La policía federal debería haber cumplido la orden judicial”, sentenció. 

 

Un juez de segunda instancia canceló el domingo una orden de liberar al ex presidente Luíz Inácio Lula da Silva emitida sorpresivamente por otro magistrado, en un folletín político-judicial que sacudió a Brasil a las puertas de las elecciones presidenciales de octubre, en las que el líder de la izquierda es favorito. "Determino que la autoridad coautora" de la orden y la Policía Federal "se abstengan de practicar cualquier acto que modifique la decisión colegiada" del tribunal, escribió en su despacho el juez Joao Pedro Gebran Neto.

 

Previamente, el juez de guardia de esa corte de apelaciones había expedido la orden para liberar a Lula, de 72 años, que desde el 7 de abril cumple una pena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción y lavado de dinero en la sede de la Policía Federal de Curitiba (sur). Esa orden, que tomó por sorpresa a todo el mundo, estipulaba que la liberación de Lula debía tener lugar en "régimen de urgencia, en el día de hoy".

 

La decisión del juez de guardia Rogério Favreto del TRF4, la corte de apelaciones que aumentó de nueve años y medio a 12 años y un mes la pena de cárcel para el expresidente (2003-2010), aceptaba una demanda de Habeas Corpus presentada el viernes por varios diputados del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda). Y argumentaba que su encarcelamiento, "ilegal e inconstitucional", no podía restringir los derechos políticos.

 

 

 

elintransigente

1
0

Valorar esta noticia

100% Satisfacción
0% Esperanza
0% Bronca
0% Tristeza
0% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios