Lunes 20 de Agosto, 11:24 hs
CLIMA EXTREMO

Preocupación mundial: 44 grados en Lisboa

En una localidad, el termómetro marcó casi 47. Preocupa el fenómeno climático

Temperaturas elevadas se registraron el sábado el Lisboa, que batió su propio récord de 43 grados de 1981, al llegar a los 44. La capital portuguesa no fue la más ardiente del país, atravesado en estos días junto a España por una ola anómala de calor excesivo.

 

El mayor registro lo tuvo Alvega, en el centro del país, Portogallo, donde el termómetro marcó 46,8 grados. La masa de aire caliente que llega del Africa no disminuirá hasta la próxima semana. La situación global por el calentamiento global pareciera haber llegado a un punto de no retorno. Sin embargo, la Humanidad pareciera no preocuparse al respecto. Este fin de semana, Europa fue, literalmente, un infierno. Incluso, se derritieron las calles.

 

Europa hacía frente este sábado a una intensa ola de calor que dejó temperaturas récord en Portugal, donde se alcanzaron los 46 ºC, y provocó tres muertos en España, mientras el asfalto se derretía en algunas zonas, según consignó este fin de semana la agencia de prensa francesa AFP..

 

En el sur de España, los termómetros de la turística ciudad de Córdoba marcaron los 44ºC. En el noreste, un incendio forestal en la frontera con Francia obligó a cerrar durante unas horas una autopista que une ambos países. Fue reabierta en la tarde, cuando los bomberos tuvieron el incendio bajo control.

 

Diferente situación se daba en San Vicente de Alcántara, en el sudoeste, cerca de la frontera con Portugal, donde los fuertes vientos y las altas temperaturas avivaban las llamas, según autoridades locales. La ola de calor ya se cobró tres vidas esta semana. Un hombre de mediana edad indocumentado fue hallado inconsciente en una calle de Barcelona y murió de insolación en un hospital de la ciudad, indicó el jueves el sistema de emergencias médicas catalán en un comunicado.

 

En Viena, los perros policía desplegados en un torneo de vóley- playa fueron equipados con botines a medida para sus patas. La policía aseguró que, aunque las temperaturas no fueran excesivamente altas -el sábado se esperaba que llegaran a los 34 ºC- los perros tenían que pasar horas sobre superficies expuestas al sol que fácilmente pueden superar los 50 ºC.

 

En Holanda, las autoridades cerraron algunos tramos de las autopistas, donde el calor llegó a derretir el asfalto. En la céntrica ciudad de Zwolle, se empezaron a cortar las ramas de cerca de cien álamos. La televisión pública holandesa NOS explicó que las ramas podrían quebrarse a causa del calor y suponer un peligro.

 

Cuatro reactores nucleares de Francia fueron cerrados a causa de la ola de calor. La compañía de energía francesa EDF afirmó que se habían tomado medidas para evitar aumentar las temperaturas de los ríos de los que las centrales nucleares extraen agua para enfriar los reactores, antes de volver a verterla.

 

Italia también vivía su día del verano con el tráfico más intenso, por las mismas razones que en Francia. En el norte, un calor abrasador golpeaba los vehículos mientras que en el sur se esperaban fuertes tormentas de granizo por la tarde.

 

Tras el julio más caliente de los últimos 250 años, la lluvia le dio un respiro a Suecia el sábado en la mayor parte del país. El mercurio cayó hasta marcar temperaturas estivales más habituales en ese país, entre los 20 y los 25 ºC, según el instituto meteorológico sueco.

 

 

elintransigente

0
4

Valorar esta noticia

0% Satisfacción
0% Esperanza
0% Bronca
0% Tristeza
0% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios