Lunes 22 de Octubre, 09:17 hs
MUERTE DUDOSA

Herradura: padres desconsolados piden explicaciones por la muerte de su hija de 15 años

Denuncian mal manejo por parte de los profesionales de la salud que atendieron a la adolescente en aquella localidad. En contacto con La Voz Digital Marcelo, su papá, detalló los sucesos anteriores a la muerte de la niña. Ahora piden explicaciones, quieren saber qué pasó.

Marcelo y toda su familia no tienen consuelo. Tampoco encuentran explicación a todo el dolor que hoy les toca vivir. Hasta hace unos días atrás todo era felicidad, aun con los problemas que la misma vida les había presentado, supieron salir adelante. Pero hoy todo cambió.

Este es el relato que Marcelo hace a La Voz Digital. Detalladamente. Recordando cronológicamente los hechos que derivaron en la pérdida irreparable de su hija.

“La verdad es que es muy difícil mi situación y la de toda mi familia. Desde el viernes vivimos en una pesadilla. Todo empezó cuando mi hija de 15 años empezó a manifestar que tenía dolor de panza, por lo que llamamos a una ambulancia de acá de Herradura, que llegó hasta nuestro domicilio, solo con la enfermera junto al chofer del móvil. Ellos revisan a la nena y me dicen que estaba todo bien, que ellos le iban a poner un calmante para que se le pase el dolor, la inyectan y la llevamos a casa. No la llevan al Centro de Salud. Solo la revisan ahí en la ruta. Nosotros la sacamos de la casa, la atienden en la ambulancia y la llevamos a mi hija de nuevo a la casa. Me dijeron que con el calmante ella dormiría y que nos quedáramos tranquilos. En ese momento yo les pregunto si no era necesario internarla y me dicen que no. Así que volvimos a entrar a la casa, para poder descansar”.

Es solo el comienzo de lo que sucedería después. Cabe mencionar que Marcelo en más de una ocasión repite algo que quizás es lo que más ruido le hace, lo que no lo deja conforme con las respuestas que le dieron: la joven estaba, hasta ese momento, en perfecto estado de salud. Tenía controles permanentes, y hay motivos de sobra que los llevan a pensar que se actuó mal desde el principio en la manera en que se minimizó su dolencia.

“Cerca de las dos de la mañana  mi señora se levanta a ver a la nena, y no la encontramos en la cama, desesperados fuimos a revisar en el baño y la encontramos ahí tirada. Entonces como estaba, agarro la moto y voy al Centro de Salud a notificarles de la situación. A eso de las tres de la mañana llega la ambulancia a mi casa, la llevan, le ponen suero, llaman a la Doctora, que dicho sea de paso tardó un montón en llegar. El problema más grave en nuestra localidad es que no tenemos médicos las 24 horas. Justamente es algo que tengo que aclarar. Cuando llega  la Doctora no la revisa, solo mira a mi hija y nos dice que hay que derivarla a Formosa”.

“Las cinco o cinco y cuarto aproximadamente nos derivan al Hospital Central. Hasta ese momento mi nena estaba bien, respiraba normalmente, estaba consciente. Ya en el Hospital nos ubican en una sala común, hablamos con un médico o enfermero, la verdad no sé bien que era, y con el historial clínico que llevamos desde Herradura nos dicen que los medicamentos que le habían inyectado eran muy fuertes para su edad. Estamos hablando de una nena de 15 años, pero que era una nena especial, tenía retraso mental moderado. Una nena que tenía controles todos los meses, porque estaban trabajando con ella las maestras de la escuela especial a la que concurría y ellas mismas se encargaban de llevarla a control. Era una nena sana, sin problemas a pesar de sus discapacidad”.

El padre de la adolescente menciona que la misma había acudido a un último control por un forúnculo, más conocido con el nombre guaraní de susu’a, es decir, un grano que apareció en zona pélvica. En ese momento la facultativa que la atendió les manifestó a los padres que solo se trataba de un grano, recetando paracetamol y medicamentos que tenían como fin justamente terminar con la lesión.

“En el Hospital nos dijeron que ese grano estaba muy descompuesto, es decir, que se había desatado una infección. Entonces nos sacan afuera. Habíamos llegado al Hospital cerca de las 6 de la mañana. Como no nos avisan nada, a las 9 de la mañana vamos a preguntar cómo estaba y no encontramos a la nena en la sala, sino que nos dicen ahí que la habían llevado a Terapia Intensiva, preguntamos por qué y nos dijeron que era para tenerla en observación. Y que iban a intervenirla, a hacerle un cortesito para sacarle la pus que tenía en ese grano. En el horario de visita salió un enfermero y nos dijo que cuando estaba en la cirugía la nena hizo un paro, pero que nos quedáramos tranquilos, que a pesar de todo estaba bien. Pero nos aclaró que ella llegó en estado muy delicado y que debían haberla derivado con anticipación”.

“Cuando volvemos para el segundo horario de visita, a las 17 horas, ya la encontramos a mi hija entubada, no respiraba por sí sola. En el parte médico nos dicen que ella volvió a tener un paro. Pero en ningún momento nos dicen por qué ella tuvo ese paro. Sí nos informan que tuvo unos 40 minutos en que le practicaron reanimación, que la pudieron reanimar, pero que ya no estaba respirando normalmente. A las 18 horas nos vuelven a llamar y nos dijeron que nos preparemos para lo peor, que la nena no pasaba esa noche. Pero para mí la nena ya había perdido la vida, porque en menos de 15 minutos nos llaman y nos avisan de que estaba muerta”.

Marcelo sostiene, pide auxilio porque nadie lo quiso escuchar. Este martes estuvo en Formosa nuevamente, pero no le quisieron tomar denuncia alguna para hacer público el caso. De hecho este es el primer y único medio que le brindó la posibilidad de expresar su situación.

“Hablé con mucha gente, pero como somos humildes, me piden un montón de plata para mover el caso, para que se pueda esclarecer. Yo lo único que pido, lo único que necesito es que me expliquen por qué una nena sana, con todos los controles hechos, como es que en menos de 12 horas puede salir muerta de un Hospital”.

La causa de muerte de Tatiana Lucila Fernández, según el certificado de defunción, fue un paro cardiorrespiratorio. Pero eso lejos está de conformar a la familia. Por lo que han solicitado a la sociedad de Herradura lleven adelante junto con ellos una protesta frente a la Sala de la localidad. Quieren que se sepa que quizás esta muerte, de contar con profesionales de la salud en el pueblo, podría haberse evitado.

“Yo pedí al Centro de Salud de Herradura que me den datos de la medicación que le pusieron a mi hija y me negaron. Volví a Formosa y en el Hospital Central me dijeron que me darían todo lo que necesito, pero que en este caso tendría que ser la madre la que vaya a pedir. La mamá está destrozada. Como ella va a pensar en ir a hacer todo ese papeleo ahora, en este estado. Se le murió la hija, no una mascota. La nena era sana, tenía su sueldito, ella cobraba y todos los meses le hacíamos algo para que pudiera compartir con sus amiguitos. Esa mañana le compramos unas cositas, y compartió con ellos. Estaba jugando, estaba feliz. Como puede ser que haya muerto. No nos entra en la cabeza. Jamás se quejó o dijo que le dolía algo. Cuando le sale ese grano la llevamos a la doctora, y nos dijo que no era nada. Era una nena especial, necesitaba un tratamiento especial. Hoy lo que pedimos es que la sociedad nos ayude a que se escuche nuestro caso”.

Este domingo protesta en la Plaza a las 15 Hs

“En Herradura nadie hace denuncias  es porque le meten miedo. A mí ya me advirtieron que tengo que tener cuidado. Pero la gente humilde para evitar eso se calla y siempre tiene el mismo problema... Yo  no me voy a quedar tranquilo, voy a llegar hasta las últimas consecuencias. Este domingo a las 15 horas  vamos a hacer una mateada en la Plaza, para que en Formosa se sepa lo que en Herradura está pasando en nuestro centro de salud. Pedimos justicia para que nadie pase por lo que estamos pasando nosotros”, finalizaba este contacto Marcelo Franco. Un padre que espera respuestas. Una familia de luto. Una sociedad que se une al reclamo de justicia.

 

12
4

Valorar esta noticia

0% Satisfacción
0% Esperanza
41% Bronca
49% Tristeza
3% Incertidumbre
5% Indiferencia
Comentarios