Viernes 22 de Febrero, 06:56 hs
EMPLEADOS ESPERAN INDEMNIZACIÓN

Cerró histórico “bulo” de Formosa, Doña Manchi

Un emblemático lugar de la ciudad sucumbió ante la crisis económica y la desidia de sus administradores, dejando a cuatro familias sin trabajo.

Nunca se supo bien a qué rubro pertenecía, si hospedaje, residencial, pensión, o albergue transitorio, estos fueron los nombres que el colectivo popular le fue dando a este lugar conocido como “El Dólar” o simplemente “Doña Manchi”... Lo cierto es que podríamos decir que es uno de los lugares más conocidos y emblemáticos de la ciudad, al que identificaban hasta con una frase que quedará flotando en el imaginario popular del formoseño por tiempo indefinido, frase que rima inmortalizando a su antigua dueña “Doña Manchí, si no hay plata no hay cachí...”

La Voz Digital habló con Beto Palacio, uno de sus últimos empleados, hoy ya desocupado, quien nos contó solamente una parte de la extensa historia de este lugar, “yo trabajé 16 años aproximadamente en el lugar, hacía el turno noche, hoy estamos sin trabajo porque sus administradores decidieron cerrar nuestra fuente de laboral".

Beto Palacio

Palacio cuenta que la Residencial cerró por la crisis económica, la desidia de sus dueños, por la competencia y falta de inversión en el rubro, “estamos tristes y preocupados porque, a pesar de que era nuestra fuente de vida, también es una parte de la historia de Formosa”, expresó.

Este ex empleado comparte solo una porción de la rica y colorida historia de este icónico lugar y por qué era tan famosa la Residencial El Dólar o simplemente Doña Manchií… "Esta señora  vino de Palo Santo hace aproximadamente 50 años, casi sin nada, rápidamente fue adquiriendo conocimiento de la ciudad y su habilidad para los negocios era tal que en poco tiempo ya compró propiedades por varios sectores, sus primeros negocios fueron por la calle San Martin y en la zona del mercadito paraguayo para, finalmente, adquirir lo que con el tiempo fue El Tala que rápidamente ganó fama por lo barato de los alquileres y porque estaba a pasos del Hospital Central, muy beneficioso para las personas que venían del interior, con el tiempo eso fue convirtiéndose en alquiler por hora, era frecuente las citas de parejas en el lugar y encuentros clandestinos de amantes para, definitivamente con el correr de los años, convertirse en la zona roja de la ciudad. El lugar tenía tanta fama que chicas de la profesión más antigua del mundo venían de la capital paraguaya a hacer sus diferencias económicas."

Consultado por la célebre frase "Como dice Doña Manchi, si no hay plata no cachi", Palacio  comentó que dicen que como el lugar era habitué de gente de interior y Doña Manchi se sentaba en un sillón fumando un cigarro " poguazu" los clientes, algunos de escaso nivel económico, siempre pedían que les haga una rebaja en el alquiler de las habitaciones, a lo cual la señora contestaba con firmeza: "si no hay plata no hay cachi", de allí el imaginativo popular fue dándole algunos "retoques" para luego convertirse en la frase que quizás perdure hasta que la gente de esta generación vaya desapareciendo de a poco. Algunas anécdotas cuentan que Doña Manchi controlaba todo mentalmente, hasta podía adivinar con exactitud la hora en que ingresaba cada pareja y si se pasaba algunos minutos, ella misma se encargaba de golpear la puerta de la habitación para reclamar la tardanza."

Continúa contando que "cuando falleció la señora quedó en la administración una de las hijas que, casualmente, hace 22 días también falleció.

“Ahora todo entra en sucesión los cuatro empleados que quedamos sin trabajo esperamos que la justicia no demore demasiado en el fallo y que podemos cobrar la indemnización que nos corresponde para con ese dinero poder montar algún kiosco para salvar esta difícil situación que nos toca vivir".

No era el "moulin rouge" de Paris, pero El Dólar estaba enclavado en el corazón de ciudad y quién, después de una noche de bohemia no ha pasado por sus veredas en busca de algún piropo de las siempre sonrientes chicas  para olvidar algún amor perdido o simplemente un instante para matar la soledad...

En días más Formosa comienza a demoler unas de sus leyendas vivientes, un sitio icónico de la ciudad, irán cayendo las murallas y los arboles que daban cobija a las primeras caricias de algunas parejas furtivas o prohibidas, pero lo que nunca podrán derrumbar es la célebre frase que inmortaliza a la dueña de este lugar, llámese burdel, hospedaje o residencial..."Doña Manchi".

18
6

Valorar esta noticia

17% Satisfacción
3% Esperanza
6% Bronca
50% Tristeza
0% Incertidumbre
22% Indiferencia
Comentarios