Viernes 22 de Febrero, 07:09 hs
LA CRISIS OBLIGA A CAMBIOS ALIMENTICIOS

La situación económica llevó a que baje notablemente el consumo de carne, la gente compra cada vez más pollo y achuras

Así lo relataba a este medio el propietario de una carnicería ubicada sobre la Avenida Napoleón Uriburu de nuestra ciudad.

En una recorrida de La Voz pudimos corroborar como repercute en los hábitos la situación económica.

 

Carlos Acosta, quien se dedica a la comercialización de productos cárnicos, nos relataba en primera persona como afecta tanto a los vecinos como a los dueños de carnicerías los constantes aumentos, sobretodo teniendo en cuenta que los pequeños negocios no manejan las grandes cantidades de las cadenas de supermercados, donde quizás la demanda es mayor.

 

“Es toda una cadena, la remarcación de precios afecta tanto a los  consumidores como a los dueños de las carnicerías. Los cambios se  notan, bajó el consumo y la gente  se cuida más  a la hora de comprar. El consumo de pollo sobretodo aumento bastante producto de la situación económica que vive el país, y por ende la provincia, es toda  una cadena. Cambió la costumbre alimentaria de la gente, el argentino que  era tradicionalmente carnívoro, hoy se inclina más por el pollo por el tema de los precios”.

 

Al ser consultado por el pequeño gusto de las familias los fines de semana de ir a buscar cortes de carne para el asado, Acosta confirmó que es una costumbre a la que también se ha ido renunciado, ya que llevar  dos kilos de asado a la mesa cuesta  casi 400 pesos.

 

“Los clientes vienen y piden ya sea carne o pollo por 100 pesos o 50 pesos, se cuida mucho, eso nos llevó a que nosotros también bajemos menos productos, de acuerdo a lo que se consume. Hay semanas que no se consume mucho y eso nos lleva  a medirnos, más  por el calor que también incide y la carne  pierde la calidad. Compramos cada vez que salimos de toda la carne que  tenemos guardada”.

 

“Lo que hacemos es tratar de atraer a los clientes con ofertas. Tenemos la  milanesa de pollo a $110, muslo a $ 65 el kilo, por ejemplo. Y en materia de carne vacuna tenemos  aguja o   marucha a $ 125, osobuco a $95, molida común a $115, pulpa por pieza a $ 165 en oferta, y la pulpa por kilo a $ 210. Así y todo en general el consumo de la carne bajó muchísimo, incluso la gente que no consumía  mucho la  achura por el tema del calor hoy obligadamente la lleva por el precio y para variar un poco  del pollo y la carne”, concluyó.

 

 

Galería de fotos
¿ TE GUSTA ESTA NOTICIA ?

Valorar esta noticia

0% Satisfacción
0% Esperanza
0% Bronca
0% Tristeza
0% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios