HECHOS HISTÓRICOS DE LA GESTIÓN DE LOS DIPUTADOS

El protagonismo legislativo desde el Pilcomayo hasta la sesion remota

La sesión remota que se aprestan a protagonizar los diputados provinciales marca un nuevo hito en la historia legislativa formoseña que ha registrado con el paso de los años la decidida ocupación de los representantes del pueblo por las cuestiones relacionada con aportar al mejoramiento de la calidad de vida de los formoseños y la integración territorial.
jueves, 21 de mayo de 2020 · 10:42

Casualmente, uno de los legisladores que participara de este acontecimiento es Roberto VizcainoBraidaquien en octubre de 1996formara parte de la delegación del Poder Legislativo que viajo a Ramón Lista, departamento al que representa el nombrado y desde donde hará sus intervenciones esta vez.

 

Esos diputados llegaron a lo que se conocía entonces como el extremo oeste tras superar una larga distancia por caminos por tramos intransitables y zonas inaccesibles para responder a la expectación generada por  el gobernador Gildo Insfran quien meses antes , en mayo del mismo año, había caminado a lo largo de 9 kilómetros para imponerse de la situación real del rio Pilcomayo llegando hasta su punto final.

 

Se ubicaba en un espacio geográfico donde se había ejecutado el denominado Proyecto Pantalón que consistía en dos canales a partir del cauce del río, uno que derivaba hacia el Paraguay y otro hacia Formosa en el marco del acuerdo alcanzado en el seno de la Comisio Binacional del Rio Pilcomayo.

 

En esa ocasión el doctor Insfran advirtió la necesidad de crear las condiciones para que hubiera una mayor atención del gobierno nacional acerca del riesgo que implicaba para la región el pertinaz proceso de retracción del cauce limitado a escasos 33 kilometros en territorio formoseño por la colmatación extensa causada por los sedimentos que ingresaron a Formosa en los periodos de creciente estacional.

 

Demandaba del conjunto de los formoseños una acción decidida para  que se evite la fuga del rio de la región con lo que hubiese significado ello para el destino de media provincia que desde la ruta 81 hacia el norte quedaría condenada a los riesgos de la desertificación.

 

El gobernador estuvo en mayo de 1996 observando la zona donde se comenzó la apertura del Canal Farías, nombre impuesto en homenaje al recientemente fallecido referente wichí Gómez Farías quien fue el que oriento a los técnicos provinciales y nacionales y a los de la empresa que ejecuto los trabajos de canalización y dragado para garantizar la permanencia del rio y la partición igualitaria de los caudales.

 

Y uno de los que lo acompaño fue Vizcaíno Braida, defensor permanente de la causa del oeste formoseño y sobre todo interlocutor entre el gobierno y las comunidades originarias y criollas de la zona.

 

Lo concreto es que el llamamiento de Insfran hallo eco en la Legislatura que por entonces tenía como presidente provisional al actual senador nacional José Miguel Ángel Mayans, quien fue el que organizo y presidio la delegación de diputados que protagonizo la histórica sesión de octubre de 1996 que produjo un pronunciamiento así como el compromiso de incluir a la del Pilcomayo como “causa provincial” en la Constitución formoseña.

 

El  Pilcomayo fue un tema que formó parte de la agenda abierta del actual gobernador a tal punto que antes de serlo, en sus épocas de vicegobernador, consiguió ser recibido por los cancilleres de la Cuenca del Plata que se hallaban reunidos en Asunción del Paraguay y que aprobasen medidas urgentes para frenar el proceso retractivo del cauce y encarar obras correctivas para que el agua ingrese a territorio formoseño.

 

En 1996 Gildo Insfràn tuvo que convocar a toda la comunidad instándola a que ,dejando de lado diferenciaciones de cualquier tipo, tomase el tema como una verdadera causa provincial.

 

Hubo héroes anónimos que tuvieron un rol importante a la hora de reclamar ante el gobierno nacional que vaya a saber por qué razón demoraba en negociar un arreglo preciso y definitivo con Paraguay, condómino del río.

 

Entre ellos están en la historia del Pilcomayo el maestro Paulino Cóceres, que entusiasmaba a todos a la hora de movilizar a criollos y aborígenes para demandar por obras que permitiesen que las aguas, que en  1996 hacía dos años prácticamente que estaban ausentes, regresasen con su carga de frutos,peces y vida plena.

 

Cuando estuvo Insfran en la zona –tras llevar a los periodistas hasta el mismísimo punto final,  sorteando 9 kilómetros de ida y otros tanto de vuelta por una senda de sesenta centímetros flanqueada por alisos y tapizada de limo y tocones de sauces-era el más ansioso a la hora de promover que hubiese una acción dinámica para regresar los desbordes al sistema del bañado La Estrella porque estaba en riesgo el destino de todo el territorio ubicado al norte de la ruta 81.

 

Tambien figuraba entre los destacados que asistieron a la sesión legislativa  un wichí que por entonces tenía 42 años .

 

Su nombre Gómez Farías quien conocía esa zona , ignota para casi todos, cercana a María Cristina, como la palma de su mano.

 

Su carácter se reflejaba en la firmeza de sus pasos,aunque cansinos ellos.Hombre de pocas palabras, sus respuestas fueron breves aunque su inquietud por lo que ocurrìa quedaba reflejada con su mirada perdida en el horizonte.

 

Quienes lo conocían coincidían:”Es el mejor baqueano de la zona”.

 

No eran pocos los técnicos, profesionales y obreros que trabajaban denodadamente a la vera del Pilcomayo.Sin embargo todos ellos, a la hora de las decisiones, consultaban a Gómez Farías, conocedor profundo de los caprichos de la naturaleza y del rumbo errático que el rio tomaba cuando sus desbordes ingresaban con furia al territorio.

 

Y de allí que no hubiese dudas de parte de nadie al momento de darle un nombre al canal que se estaba construyendo para terminar con los otros ensayos que defeccionaron: Canal Farías.

 

A ese hecho histórico de los diputados de 1996 se le suma este otro acontecimiento en un tiempo diferente con rutas pavimentadas y facilidades para llegar rápido y con facilidad a esa zona de la provincia.

 

Sin embargo, las exigencias del aislamiento social imponen una modalidad de relación comunicacional utilizando la tecnología.

 

Y como en 1996 estará en el departamento Ramón Lista, comunicándose virtualmente con sus pares para la sesión ,Roberto Vizcaíno Braida, desde su espacio natural de vida que es ese rincón formoseño cercano a los límites con Salta y Paraguay.

 

 

 

 

 

Galería de fotos

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias