#LAVOZDELACIUDAD #AYUDEMOSAJULIA #INCENDIOENELREPUBLICAARGENTINA

Se incendió la vivienda que alquilaban. Hoy necesitan todo tipo de ayuda.

Julia está desesperada. Por momentos recuerda todo lo que vivió y su voz se quiebra. No pensó jamás que pasaría algo así.
jueves, 30 de julio de 2020 · 23:15

Hasta el miércoles por la mañana todo transcurría de forma normal en la vivienda que la mujer alquilaba junto con su familia. Pero drásticamente, todo cambio.

En contacto con La Voz Digital, Julia nos relata cómo se dieron los hechos. Y tiene, a pesar de tanto dolor por lo que se encuentra padeciendo, palabras de agradecimiento permanente a quienes han colaborado con ella en estas horas.

“Alquilábamos con mi familia la mitad de una casa en el República Argentina. El miércoles comenzó un incendio de forma accidental, por un cortocircuito que empezó en la pieza de mi hija de 6 años. Ella me dice que se prendía algo detrás de la tele, yo me estaba en mi habitación, habíamos terminado de desayunar y mi marido se fue para el trabajo, así que estábamos las dos solas”

“Cuando voy y veo el fuego empiezo a tirar agua, pero no pude salvar nada. En un segundo paso todo. Fue tan rápido, que sinceramente lo único que pude llegar a sacar fue mi moto que estaba llena de nafta y nada más”

   

Julia relata que un vecino tuvo que sacarla, porque en la desesperación por salvar algunas cosas había ingresado a la vivienda, con el humo ya no podía ver nada, ni siquiera llego a alcanzar su cartera o su celular, lo perdió todo.

La mujer, que es diabética, agradeció en este punto la donación de medicamentos que realizaron quienes se enteraron de su patología.

“Cuando ingrese para tratar de sacar la cartera, documentos y el celular,  trague humo, en un momento  no veía más nada porque  el lugar es muy cerrado. Un vecino entro y me saco de ahí. La verdad que solo tengo palabras de agradecimiento para la gente que me dono medicamentos, porque soy diabética,  mi azúcar subió a 460 de los nervios. Agradezco también a las enfermeras del Republica que me atendieron y pudieron corregir el alto nivel de azúcar que tenía en ese momento”

“Este jueves  a la mañana recién saque fuerzas de donde no tengo para poder volver al lugar  a ver todo  lo que paso en mi domicilio. Es un alquiler, yo no tengo casa. Ahora lo que estamos esperando  es una respuesta del Ministerio de la Comunidad, que se comunicaron y me dijeron que se iban a entrevistar conmigo para ver que se podía hacer”

  

Un familiar les presto un lugar para poder dormir. Pero la necesidad más imperiosa y urgente es que puedan conseguir una vivienda propia para que de a poco comiencen a reconstruir su vida, en este contexto de pandemia, las cosas parecen aún más difíciles.

“Necesitamos de todo, porque salí de mi domicilio descalza. Por eso les agradezco a  los vecinos  que sacaron a mi hija. Solamente espero la ayuda de la gente. Hay vecinos que se organizaron, amigos de mis hijos, que están pidiendo colaboración. Nunca  le hice  mal a nadie, una vez estuve para una señora que paso por lo mismo, y la verdad es que  jamás pensé que me iba a pasar lo mismo. Estamos en la  manzana 97 casa 17. Bienvenida   sea la ayuda que sea.  Agradezco inmensamente   al gente que hoy esta” dice Julia y se quiebra, como cayendo en la realidad de lo que le toca pasar.

La familia está conformada por la mujer y su esposo, dos hijas de 17 y 6 años y un menor de 16. Hasta ahora le llegaron donaciones de frazadas y una cama con colchón. Pero las necesidades van más allá.

“No tenemos cubiertos, no tenemos ropa, calzados. No tenemos nada. Realmente esta situación no se la deseo a nadie. Me parte el corazón sobre todo por mi nena de 6 años que no entiende lo que pasa. Hoy me pregunto si podía venir a buscar sus juguetes, sus muñecas, y le dije que no hay nada. Y me contesto que me quede tranquila que ya  vamos a comprar de nuevo.  No puedo creer lo que estoy viviendo, es una pesadilla. Pero quiero repetir el agradecimiento a los vecinos hoy están ahí ayudándome. Gente que ni conozco y que hoy Dios puso en mi camino”

Las donaciones pueden acercarlas hasta la manzana 97 casa 17 del barrio República Argentina o comunicarse al 3705-055849

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
100%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Otras Noticias