Profesor Julio Ortiz

Historias sobre los orígenes de Subteniente Perín y Comandante Fontana

El historiador Julio Ortiz, reconocido investigador de historias locales, ensayista y docente formoseño por adopción, estuvo en el programa “Historias de Formosa” que conducen en radio La Voz Fabián Sinsig y Gabriel Barrionuevo dialogando acerca de los orígenes de las localidades Subteniente Perín y Comandante Fontana del departamento Patiño de la provincia de Formosa.
domingo, 13 de septiembre de 2020 · 21:17

El programa se inició dando a conocer parte de la extensa trayectoria de Ortiz quien nació en Villa Dolores, Córdoba en 1945 y llegó a Formosa en 1965 a los dieciocho años de edad con el título de maestro normal, para comenzar a trabajar en la escuela N° 53 de Subteniente Perín y tiempo después ascendió por concurso al cargo de director de la escuela N° 25 de Comandante Fontana (Formosa). Durante su ejercicio profesional como docente y director de escuela, tuvo tiempo para relevar información acerca de los orígenes de varios pueblos y personajes históricos de la provincia, lo cual le permitió escribir ensayos y obras de divulgación que pudo plasmar en libros de su autoría, especialmente a partir de 1997 cuando luego de jubilarse se dedica exclusivamente a la investigación histórica.

Ortiz, explicó inicialmente los orígenes de la localidad de Subteniente Perín, destacando que hacia 1910/11 era un fortín creado en la zona sur a unos 14 km de Cte Fontana para hacerse cargo de la seguridad de la zona norte del Bermejo por la que  transitaban los barcos hacia el km 642 de ese río que a veces era atacado por los aborígenes.

El subteniente Perín fue un hombre muy joven, tenía 20 años cuando en 1912 casi jugando con el arma en ese destacamento se le escapó un tiro que le da en el estómago y muere en el camino, antes de llegar a la ciudad de Formosa. Eran tiempos del gobierno de Juan José Silva quien intentó infructuosamente comunicarse con sus parientes y lo hace sepultar en el cementerio Virgen del Carmen en el panteón del mayor Villafañe.

Ortiz, en su momento investigando, se enteró que Perín había nacido en Benito Juárez, provincia de Buenos Aires, pero pese a que intentó obtener más información enviando una carta a las autoridades de esa localidad, no pudo obtener más datos.

El destacamento siguió llamándose el Fortín hasta que en 1922 cuando se retiran los militares y se hace cargo la Policía de Territorios Nacionales se consolida el nombre impuesto por los lugareños como Fortín Perín. En 1955 cuando se decide hacer una ruta nacional había una cruz en el lugar donde se accidentó Perín que era el centro del poblado,  cerca de una laguna. Cuando hacia 1965, Ortiz investiga el tema, se suponía que el subteniente Alfredo Perín estaba enterrado en esa cruz, pero con el tiempo él descubre que en realidad había sido sepultado en Formosa.

En relación a los orígenes de Comandante Fontana, Ortiz destacó que está muy vinculado al paso del ferrocarril y el avance del Regimiento 9 de Caballería que llega a la zona hacia 1912 cuando era un paraje sin nombre  y sin población. Originariamente, el primer asentamiento fue a unos 3 km más allá del actual, teniendo en cuenta que cuando se diseñó el ferrocarril se estableció que cada 20 o 25 kilómetros tenía que haber un pueblo. Pero a mediados de 1912 llega una lluvia muy fuerte y se inunda de manera que se decide trasladar el regimiento a la parte más alta que es el actual asentamiento poblacional.

También hizo sus aportes a través de comunicación telefónica el señor Ramón Eladio Bin, antiguo poblador del lugar quien entre otros aspectos destacó la presencia de los primeros pobladores de origen paraguayo y algunos gringos o europeos a partir de 1914, la escuela del pueblo desde 1919 y más adelante la presencia del escuadrón 17 de Gendarmería Nacional que fueron casi 300 familias que le dieron un gran impulso poblacional al lugar. Al mismo tiempo resaltó la pujante actividades comercial de entonces, donde se destacaban por ejemplo los almacenes de ramos generales como la Estrella y Casa Guaraní que eran comercios típicos de la época que vendían una gran variedad de productos, como herramientas para trabajar en el campo, ensillado para el caballo, la tela y el ramo para la novia, kerosene, entre otros.

Finalmente, el profesor Ortiz explicó algunos aspectos de su obra acerca de la presencia de los argelinos en Formosa y aprovechó la oportunidad para saludar a los amigos que aún tiene en Comandante Fontana como Julio Argañaraz y la familia de Alberto Sidi. 

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios