Viernes 22 de Febrero, 08:18 hs
COLOMBIA

Cómo fueron los últimos minutos de la mujer que se arrojó de un puente junto a su hijo de 10 años

Por su parte, el pequeño Nicolás parecía estar adormecido, pero por momentos se despertaba y empezaba a llorar. Según los testigos, en un par de oportunidades el menor le sugirió a su progenitora que tomara la mano de los policías pero la mujer en medio de su desesperación se negó.

Sigue el impacto mundial por la mujer que se tiró desde un puente junto a su hijo de 10 años. Ahora, comenzaron a conocerse los detalles alrededor del suicidio.

La mujer, que fue identificada como Jessy Paola Moreno Cruz (32) quien, al parecer tenía problemas económicos y pasionales que la habrían llevado a tomar esta decisión, indicaron medios de la capital del Tolima.

Tras recibir la denuncia, llegaron al lugar los policiales, quienes se percataron que la mujer estaba parada a pocos metros del vacío, de tal manera que de inmediato iniciaron con los protocolos para tratar de convencerla de alejarse del borde de la estructura.

Pasados algunos minutos, llegó al sitio una profesional en el área de la psicología adscrita a la Alcaldía de la ciudad de Ibagué, quien intentó entablar una conversación con la mujer, para generarle tranquilidad y evitar que tomara la fatal determinación.

De este modo, con el pasar de los segundos hicieron presencia los Bomberos y más integrantes de la Policía Nacional, quienes trataron de mediar en la emergencia, pero sus esfuerzos fueron infructuosos toda vez que en un abrir y cerrar de ojos la mujer decidió saltar al vacío, sujetando entre sus brazos a su pequeño hijo menor de edad.

Por lo anterior se hizo necesaria la presencia de un grupo de criminalística y rescatistas de la Defensa Civil y Bomberos, para llegar hasta el lugar donde permanecían los cuerpos y de este modo adelantar las diligencias judiciales de inspección y levantamiento de los mismos.

Según la información suministrada por algunas personas que estuvieron de inicio a fin en la situación; la mujer antes de arrojarse al vacío entregó algunos detalles de los motivos que la mantenían en ese lugar.

Según lo manifestado por Jessy Paola Moreno a la psicóloga y a los integrantes de la Policía, su depresión estuvo motivada por problemas de carácter personal, toda vez que llevaba varias semanas pasando serias dificultades económicas, agobiada por los cobradores ’gota a gota’ y otros compromisos que la mantenían al borde de la desesperación. Por este motivo, había estado tratando de trabajar en lo que le saliera, pero aún así no le alcanzaba el poco dinero que recolectaba para asumir los gastos.

Por su parte, el pequeño Nicolás parecía estar adormecido, pero por momentos se despertaba y empezaba a llorar. Según los testigos, en un par de oportunidades el menor le sugirió a su progenitora que tomara la mano de los policías pero la mujer en medio de su desesperación se negó.

Incluso, en algún momento la mujer solicitó la presencia de una de sus familiares quien se encontraba en el sitio, pero ni siquiera el diálogo con su ser querido le permitió cambiar de opinión. Luego de consumar el suicidio junto a su pequeño hijo, la psicóloga, los policías y por supuesto sus familiares rompieron en llanto, producto de la impotencia de no haber podido hacer nada para salvarles la vida.

1
1

Valorar esta noticia

3% Satisfacción
3% Esperanza
21% Bronca
71% Tristeza
0% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios