TRAS ATAQUE EN PRZEWODOW

Polonia quiere colocar misiles alemanes cerca de la frontera con Ucrania

El viceprimer ministro y ministro de Defensa de Polonia, Mariusz Blaszczak,"saludó la propuesta de la ministra de Defensa alemana de desplegar más lanzadores de misiles Patriot" en su país.
lunes, 21 de noviembre de 2022 · 16:24

El Gobierno polaco aceptará la propuesta de Alemania para desplegar misiles defensivos y le propondrá que se instalen en la frontera polaco-ucraniana sistemas germanos de misiles Patriot, utilizados para combatir aviones, y misiles tácticos y de crucero.

Esto sucede tras el incidente de los misiles caídos en territorio polaco la semana pasada, que desató preocupación global por la posible escalada y extensión de la guerra ruso-ucraniana.

"Saludo la propuesta de la ministra de Defensa alemana de desplegar más lanzadores de misiles Patriot en nuestro país. Durante la conversación telefónica de hoy con Alemania, propondré el despliegue del sistema en la frontera con Ucrania", escribió el viceprimer ministro y ministro de Defensa de Polonia, Mariusz Blaszczak en Twitter.
 

"Saludo la propuesta de la ministra de Defensa alemana de desplegar más lanzadores de misiles Patriot en nuestro país. Durante la conversación telefónica de hoy con Alemania, propondré el despliegue del sistema en la frontera con Ucrania"Mariusz Blaszczak


Pocas horas antes, la ministra de Defensa alemana, Christine Lambrecht, había informado que Berlín ofreció a Polonia sistemas antimisiles para fortalecer su defensa aérea, informó la agencia rusa de noticias Sputnik.

"Ofrecimos apoyo a Polonia para asegurar el espacio aéreo; ya estamos en Eslovaquia con el sistema Patriot y queremos extender nuestra presencia allí hasta finales de 2023, posiblemente incluso más allá", dijo la ministra alemana.

El pasado 15 de noviembre, varios medios de comunicación de Polonia informaron que dos misiles habían impactado en la localidad polaca de Przewodów, a unos siete kilómetros de la frontera con Ucrania. Más tarde las autoridades dijeron que se trataba de un solo proyectil.

El Ministerio de Exteriores polaco afirmó que era un misil de fabricación "rusa", denominación usada para referirse a la antigua producción soviética.
 

Denunciaron una "provocación"


Desde el Ministerio de Defensa de Rusia calificaron la narrativa polaca de "una provocación intencionada que busca aumentar la tensión".

Al día siguiente, el presidente polaco, Andrzej Duda, declaró que no hay indicios de que la caída del misil en Polonia fuera un ataque deliberado contra el país y admitió que no hay pruebas de que fuera lanzado por Rusia, sino, por el contrario, "es muy probable que se trate de un misil antibalístico utilizado por las fuerzas de defensa ucranianas".

A su vez, el secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, admitió que los datos preliminares confirman que los sistemas de defensa aérea ucranianos habían alcanzado Polonia.
 

Respuesta "proporcionada"


Este lunes, el presidente español, Pedro Sánchez, dijo que la respuesta "proporcionada" e "inteligente" de la OTAN evitó una escalada en el conflicto de consecuencias imprevisibles "que ningún miembro de la Alianza Atlántica desea"

La ministra alemana, en tanto, admitió que, como consecuencia del episodio en Przewodow, la OTAN busca posicionarse mejor en términos de defensa aérea en la zona.

"Esto se aplica en particular a los socios de la OTAN como Polonia, Eslovaquia y los Estados bálticos, que limitan directamente con Rusia y Ucrania", precisó la ministra.

Alemania ofreció, asimismo, vigilar el espacio aéreo polaco con patrullas compuestas por sus propios aviones.

"Como reacción inmediata, ofrecemos Eurofighters alemanes (un caza bimotor, de gran maniobrabilida) como refuerzo para la vigilancia de Polonia, de su espacio aéreo, con patrullas aéreas de combate", informó la semana pasada el portavoz del Ministerio de Defensa alemán, Christian Thiels.

Si Varsovia lo desea, las patrullas podrían comenzar "de inmediato", agregó.

El sistema de misiles antiaéreos Patriot ('Phased Array Tracking Radar to Intercept on Target') se utiliza para combatir aviones, misiles balísticos tácticos y misiles de crucero.

Cada batería se compone de seis vehículos-lanzadores capaces de transportar 4 misiles cada uno (16 en el caso de los PAC-3), remolcado por un semitráiler M-860, que son controlados por otro tráiler que lleva la estación de control MSQ-104 y son guiados por un radar, e interconectados por el sistema de antenas.

Cuando el sistema de radar del sistema detecta una amenaza, la información se transmite a la unidad de lanzamiento y su alcance es de unos 70 kilómetros.

Comentarios