#TRESAÑOSSINMICA

Micaela García, una luchadora incansable contra la violencia de género

La joven de 21 años era una luchadora incansable de los derechos de la mujer. A tres años de un femicidio que pudo haberse evitado, la familia de la victima convoca a una campaña por redes sociales
miércoles, 1 de abril de 2020 · 08:39

Como cada fin de semana desde hace tres años, falta  Micaela García.

Antes de su asesinato, cada  sábado, "La Negra" pasaba por la puerta del comedor de la Villa Mandarina, un barrio pobre de Concepción del Uruguay. Los viernes, los sábados y los domingos, la esperaban los chiquitos para comer y jugar. Pero ella no llegó. Ni llegará.

A pesar de su juventud -tenía 21 años- en Villa Mandarina querían a "La Negra" como una madre. Micaela era el motor del comedor, le había dado forma y contenido bajo la obsesión de sacar a los chicos de las esquinas.

Su vocación era el Otro.

Hija del decano de la Universidad Tecnológica Nacional Regional Uruguay, y de una madre profesora universitaria, Micaela integraba desde 2013 la JP Evita de Gualeguay, y militaba socialmente en los barrios más humildes de Concepción del Uruguay, la ciudad donde nació.

Estaba de novia con un compañero de militancia, y desde hacía un par de años, la lucha contra la violencia machista, paradójicamente, se le había encarnado. Fue con la primera movilización nacional del colectivo Ni Una Menos, en junio de 2015. Desde ese momento se sumó al armado de una mesa de trabajo contra la violencia machista y los femicidios y nunca más bajó la intensidad de su lucha.

"Todo su trabajo tenía la perspectiva de género. Ella le ponía esa impronta y armaba campañas en la villa. Contenía a las víctimas del barrio. Era muy consciente de la realidad y de la situación de las mujeres", comenta con tristeza Damián.

La joven militante finalmente padeció eso contra lo que luchó. 

UN FEMICIDIO QUE SE PUDO EVITAR:

Micaela García llevaba una semana desaparecida hasta que el  sábado 8 de abril del 2017  su cuerpo fue hallado junto a un árbol en las afueras de la localidad de Gualeguay, a unos 230 kilómetros al norte de Buenos Aires. 

La noticia de la muerte de la joven, cuya desaparición  había conmovido al país, de inmediato encendió un masivo rechazo de las organizaciones que protegen los derechos de las mujeres en Argentina, a las cuales Micaela pertenecía activamente.

Centenares de personas salieron a las calles en las principales ciudades, como Buenos Aires, Rosario y Santa Fe, para exigir justicia.

Y el fuerte rechazo de los activistas tenía un motivo: la muerte de Micaela tuvo todos los ingredientes de un feminicidio que podría haber sido evitado.

El principal sospechoso del crimen es Sebastián José Luis Wagner, quien -de acuerdo a la justicia argentina- había violado a dos mujeres en 2010 y por ese hecho fue condenado a nueve años de cárcel en 2012. Sin embargo había sido puesto en libertad  por un juez de provincia, Carlos Alfredo Rossi, quien había tomado dicha decisión obviando un informe negativo de la Unidad 9 de Gualeguaychú del Servicio Penitenciario de Entre Ríos, la prisión donde se encontraba recluido Wagner.

PROHIBIDO OLVIDAR:

La familia García convoca a una campaña en las redes sociales, e invitan a toda la comunidad a compartir fotos y videos con el hashtag #3AñosSinMica

El comunicado completo de Nestor García y la Fundación Micaela García "La Negra"

Tres años sin mi Negra!!!! Mucho dolor y mucho orgullo también!!!

INVITAMOS A TODA LA SOCIEDAD A ADHERIRSE. #3AñosSinMica

Mañana, 1° de Abril de 2020, nos encontramos a 3 años del femicidio de Micaela “La Negra” García, quien en la madrugada de dicho día volvía de disfrutar de una noche con sus amigos/as y compañeros/as de la facultad en el boliche King de la localidad de Gualeguay -Entre Ríos- cuando fue secuestrada, violada y asesinada por Sebastián Wagner, con la complicidad de Néstor Pavón y por la incompetencia del Juez Rossi.

En 2012, Wagner había sido condenado a nueve años de prisión por abuso sexual y estuvo en la cárcel hasta que el juez de Ejecución de Penas de Gualeguaychú, Carlos Rossi, lo liberó en 2016, a pesar de un informe del Servicio Penitenciario que desaconsejó esa decisión. A raíz de esto, la Justicia recibió siete pedidos para destituir a Rossi, quien enfrentó un jurado de enjuiciamiento por mal desempeño y falta de idoneidad, aunque aún así fue absuelto. Los magistrados Carubia, Carlomagno y Giorgio, y el abogado Beherán votaron a favor de dicha absolución.

En diciembre del 2018 se sancionó la Ley 27.499 conocida como LEY MICAELA, que busca prevenir, sancionar y erradicar la violencia que ejecutan los agentes del ESTADO contra las mujeres y las disidencias, a través de capacitaciones transversales, obligatorias y permanentes en perspectiva de género.

Hace tres años nos unió el dolor de su pérdida, hoy nos mantenemos hermanadas para que sus sueños de una patria igualitaria y feminista se conviertan en realidad porque su voz ahora es el grito de miles que exigimos no solo el cumplimiento de la ley por parte del Estado sino que también llamamos a todas/os/es, a tomar el compromiso social que ésta genera. Su compañerismo y su amor son parte de la fuerza con la que cada día nos enfrentamos al mundo, juntas, porque nos hizo entender que de eso se trata.

No queremos que nos arrebaten ninguna piba más ni que el Estado sea cómplice o no esté a la altura de nuestras demandas, por eso exigimos #LeyMicaelaYa e INVITAMOS A QUE NOS ENVÍEN SUS FOTOS Y/O VIDEOS CON LA IMAGEN QUE CREAMOS COMO CONSIGNA ESTE AÑO: #3AñosSinMica

 

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios