Viernes 14 de Junio de 2024

Hoy es Viernes 14 de Junio de 2024 y son las 12:29 -

MUNDO

28 de marzo de 2023

Una joven entró disparando a una escuela de EE.UU: asesinó a tres chicos y tres adultos

La Policía mató a la agresora, que tenía 28 años. La Casa Blanca volvió pedir la prohibición de los rifles de asalto.

Una mujer mató a tres niños y otros tantos adultos este lunes al abrir fuego en un colegio del sur de Estados Unidos antes de ser abatida por la policía.

Armada con al menos dos rifles de asalto y una pistola, la atacante entró por la mañana en las instalaciones del colegio cristiano privado "The Covenant School", explicó el portavoz de la policía local, Don Aaron, en rueda de prensa.

Los policías acudieron al lugar y tras escuchar disparos en el piso de arriba subieron "inmediatamente" y "mataron" a la atacante, precisó.

Su departamento aclaró en Twitter que la atacante tenía 28 años y residía en Nashville.

Según la policía, la joven efectuó numerosos disparos a medida que caminaba por el establecimiento, que tiene alrededor de 200 estudiantes y 40 empleados.

"Tres alumnos y tres adultos resultaron heridos de muerte", afirmó Aaron, que informó de que no hay más víctimas.

En reacción al drama, la Casa Blanca ha vuelto a pedir la prohibición de los rifles de asalto este lunes.

"Demasiado es demasiado", afirmó la portavoz de la Casa Blanca Karine Jean-Pierre, quien se preguntó cuántos niños tendrán que morirse "para que los republicanos del Congreso" los prohíban.

Varios funcionarios del estado de Tennessee se declararon consternados en las redes sociales, como el senador republicano Bill Hagerty quien dijo estar "devastado".

Matanza

Los tiroteos mortales son frecuentes en Estados Unidos, donde hay unos 400 millones de armas de fuego en circulación.

En 2012 un hombre mató a 20 niños de 6 y 7 años, y diez años más tarde, en 2022, un joven de 18 años acabó con la vida de 19 estudiantes y dos profesores.

Una matanza cometida en 2018 en un colegio de educación secundaria de Florida desencadenó un movimiento nacional, encabezado por jóvenes, para exigir una supervisión más estricta de las armas en Estados Unidos.

Pese a la movilización de más de un millón de manifestantes, el Congreso de Estados Unidos no ha adoptado una ley ambiciosa porque muchos congresistas se hallan bajo la influencia de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), un grupo de presión sobre armas.

En un país donde millones de estadounidenses consideran que portar un arma es un derecho constitucional, los únicos avances legislativos recientes siguen siendo marginales, como la generalización de las verificaciones de antecedentes penales y psiquiátricos para poder comprar un arma.



COMPARTIR:

Comentarios